La cata

Inspirada en los estilos belgas Blonde Ale y Tripel, Oripell es una cerveza de color dorado oscuro (14 EBC), levemente turbia debido a la combinación en su elaboración de cebada, trigo y avena. La densidad original se eleva hasta los 17° Plato con la adición de miel de azahar, compensando así en parte, el cuerpo aportado por los cereales y proporcionando tenues notas de naranja al resultado final.

La utilización de lúpulos nobles de origen centroeuropeo, proporcionan un amargor moderado (20 IBU’s), desempeñando un importante papel en el sabor y aroma finales.

Con anís y cilantro, se termina de conformar la complejidad de la receta.

Se sirve fría, en copa de boca tipo cáliz o tulipa, proporcionando una espuma densa de color blanco, sabor maltoso, algo especiado, y con el final persistente que aportan los lúpulos.     

la cata

A %d blogueros les gusta esto: